Metodología para análisis de vulnerabilidad

La construcción de la metodología de análisis de vulnerabilidad se desarrolló en dos etapas principalmente. Inicialmente se realizó una extensa revisión bibliográfica sobre metodologías de evaluación de la vulnerabilidad, para conformar la línea base del proyecto. Adicionalmente y con el objetivo de desarrollar una metodología participativa, se llevaron a cabo talleres y reuniones de consulta y discusión con actores claves pertenecientes a la cuenca, incluyendo: miembros de los sectores agrícola y ambiental de la cuenca, representantes de la industria, institutos de investigación, expertos académicos en materia de cambio climático, agricultura y medio ambiente, organizaciones de agricultores, gremios, comunidades tanto indígenas como afrodescendientes y autoridades de los gobiernos nacionales, regionales y municipales.

Dentro de este proceso participativo, los actores tuvieron la oportunidad de participar en la construcción de una definición detallada de la vulnerabilidad, que incluye aspectos biofísicos, político-institucionales, socio-culturales y económico-productivos.

Figura 1. Dimensiones de la vulnerabilidad en la metodologia AVA

metodologia-para-analisis-de-vulnerabilidad_f01

Durante estos talleres y reuniones se eligieron indicadores para cada dimensión que permitieran cuantificar la vulnerabilidad tanto a nivel de departamento como de municipio. Los indicadores también reflejan los tres componentes principales de la vulnerabilidad definidos por el Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC, por su sigla en inglés), es decir: exposición, sensibilidad y capacidad adaptativa. Un papel importante en la selección de los indicadores la constituyo la accesibilidad, calidad, escala y precisión de la información disponible al nivel departamental y municipal.

Los indicadores seleccionados para la metodologia AVA se encuentran resumidos en la Figura 2 (abajo) y reflejan las tres componentes de vulnerabilidad – exposición, sensibilidad y capacidad adaptativa – y las cuatro dimensiones biofísico, económico-productivo, político-institucional y socio-cultural.

 Figura 2. Indicadores seleccionados para la metodología AVA

metodologia-para-analisis-de-vulnerabilidad_f02

Leyenda:
B: Biofisico
EP: economico-productivo
PI: politico-institucional
SC: socio-cultural

Según lo anterior, los cultivos de la Cuenca para ser analizados de acuerdo con la metodología AVA: el cacaoel caféla caña de azúcarel frijolla papa, y el plátano.

Figura 3. Cultivos analizados en la metodología AVA

metodologia-para-analisis-de-vulnerabilidad_f03Fotos: Neil Palmer (CIAT)

Con el apoyo de un sistema de información geográfica, se construyó un modelo para determinar la vulnerabilidad de cada cultivo, a nivel departamental y municipal.

Para la construcción del modelo se empleó una escala de 1 a 5 para cada unidad espacial (1Km pixel) y para cada indicador. En el caso de los indicadores relacionados con los factores de exposición y sensibilidad, el 5 representa altos niveles, indicando una contribución a mayor grado de vulnerabilidad. En el caso de la capacidad adaptativa,  un valor de 5 representa alta capacidad de adaptación y por lo tanto contribuye a la reducción en la puntuación global de la vulnerabilidad. De acuerdo con esto cada píxel y cada indicador se incorporan a un modelo regido por la siguiente ecuación:

Vulnerabilidad= (Exposición + Sensibilidad) – Capacidad Adaptativa

Para cada componente de la ecuación, se calculó el promedio de los diferentes indicadores seleccionados. Es importante mencionar, que dentro de la metodología propuesta es posible realizar ponderaciones para cada indicador, para dar más énfasis a un indicador sobre otro. Adicionalmente es posible realizar ponderaciones del peso de los diferentes componentes de vulnerabilidad (exposición, sensibilidad y capacidad adaptativa). Sin embargo, dada la gran diversidad de la región y cultivos de estudio, el equipo implementador consideró que no se usarían ponderaciones en el análisis presentado en este reporte, pues sería necesario contar con el apoyo de otros expertos tanto nacionales como regionales.

Finalmente, la vulnerabilidad de cada departamento se calculó con la multiplicación del promedio del índice de vulnerabilidad (para cada cultivo dentro de cada departamento) por el área cultivada (indexado, cinco siendo el área máximo cultivado por cultivo/departamento).

Adicionalmente, se realizaron proyecciones de los posibles escenarios climáticos futuros a 2030 y 2050 para la Cuenca Alta del Río Cauca. Para esto se utilizó un conjunto de 19 Modelos Climáticos Globales (GCMs), con lo cual se identificaron los probables impactos del cambio climático en los cultivos bajo estudio y la posible implicación para la vulnerabilidad a futuro.

Para más información sobre el proceso metodológico y sus limitaciones, favor consultar el Reporte Técnico del Proyecto AVA (enlace).